Cómo leer la ficha técnica de un producto o fármaco.

M.V. Juan Pablo Pérez Armira

Las fichas técnicas detallan la información de un producto o medicamento. Estas son realizadas por personas capacitadas con experiencia y habilidades clínicas y de laboratorio, que les permite proporcionar recomendaciones claras y precisas sobre el uso del producto. (Berknopf, 2009)

En nuestro medio es de suma importancia capacitar a las personas que tienen alguna relación con los productos o medicamentos, con el fin de prestar atención en ciertos puntos o características de la ficha técnica para evitar errores de dosificación o efectos no deseados al utilizar el producto.

Estos son los aspectos más importantes que debemos observar antes de utilizar un producto:

Fórmula

Aquí se describe el nombre y la cantidad del principio o ingrediente activo del producto. Cuando el veterinario o técnico recomienda un producto específico para cierta enfermedad o deficiencia en un animal, debemos estar seguros de comprar el medicamento que nos recomendaron, por eso es importante leer esta información.

Especie destino

En ella se encuentra la lista de especies animales en la que se han hecho pruebas del uso del producto y la casa comercial garantiza que no habrá efectos negativos o algún problema. Puede utilizarlo con toda tranquilidad en las especies de animales mencionadas. Por ejemplo: uso en cerdos, vacas, cabras y ovejas. En este caso no se debe utilizar el producto en caballos si no está recomendado o en el listado de especies de la ficha técnica, para evitar efectos no deseados. Debemos prestar mucha atención a este punto.

Indicaciones de Uso

En esta sección se menciona en qué casos se recomienda usar el producto o en qué tipo de enfermedades tendría efecto el uso del medicamento.

Modo de Aplicación

En ciertos productos como cremas o ungüentos, describe la forma en que debe ser aplicado o si existe alguna recomendación que deba hacerse antes de colocar el producto.

Dosis y Vía de Administración

Brinda la cantidad práctica en mililitros (ml) del producto que se debe administrar según el peso en kilogramos (kg) del animal y la vía por la cual el producto debe ser administrada. Por ejemplo: aplicar 2 ml de producto por cada 50kg de peso del animal por vía intramuscular (en el musculo), subcutánea (entre la piel y el musculo), intravenosa (en la vena) u oral (por la boca).

De igual forma, explica la cantidad y número de veces que debe usar el producto para garantizar que los efectos sean los esperados. Por ejemplo: se indicará si debe ser utilizado cada 8, 12 o 24 horas. También estará descrita la cantidad de días que se puede utilizar en el animal para garantizar que sea seguro y funcione de la mejor manera.

Es muy importante verificar esta información, ya que los productos deben ser administrados de forma específica según lo recomiende la empresa, de lo contrario podríamos intoxicar o incluso poner en riesgo la vida del animal.

El diluyente de cada medicamento o producto fue diseñado de manera especial para ser absorbido por el organismo del animal y colocarlo de la forma no recomendada podríamos provocar efectos indeseados.

Advertencias

Todos los productos antes de salir al mercado pasan por diferentes pruebas para garantizar que sean seguros. Cuando se observan efectos indeseados los fabricantes colocan estas indicaciones en la ficha técnica. Como ejemplo podemos encontrar: no se debe usar en hembras preñadas, no usar en animales menores de cierta edad, no usar en animales débiles o bien en ciertas especies donde aún no se tienen pruebas de este producto. Es importante poner atención a este tipo de información pues de lo contrario corremos el riesgo de tener malos resultados o efectos negativos.

Período de Retiro

Refiere la cantidad de días que el fabricante recomienda como tiempo seguro para consumir productos derivados de animales tratados con algún medicamento o producto veterinario. Esto se hace para garantizar que el alimento de origen animal esté libre de partículas que pueden provocar al humano algún problema en el futuro.

Como conclusión, es importante dedicar el tiempo necesario para leer y entender la ficha técnica del producto comprado ya que esto nos permitirá obtener mejores resultados y evitar poner en riesgo a los animales. Si tienes dudas sobre la lectura de la ficha técnica al comprar tus productos, envíanos un mensaje y con gusto uno de los especialistas en Ganorsa te brindará la asesoría necesaria para un mejor uso del producto.

Bibliografías

Bernknopf A y col. (2009) Drug information: from education to practice. Pharmacotherapy.

Vol 29(3):331-346.